La Défense, Paris
+06 48 48 87 40

Principios y Valores

Principios

Afirmamos que el centro de interés es la persona asistida.
Promovemos y defendemos los derechos del enfermo y necesitado, teniendo en cuenta su dignidad.
Nos comprometemos en la defensa y promoción de la vida humana: desde su concepción a la muerte.
Reconocemos el derecho de las personas asistidas a ser convenientemente informadas de su situación.
Impulsamos la asistencia integral, basada en el trabajo en equipo y el equilibrio entre técnica y humanización.
Observamos y promovemos los principios éticos de la iglesia católica.
Consideramos elemento esencial en la asistencia la dimensión espiritual y religiosa como oferta de curación y salvación, respetando otros credos y planteamientos de vida.
Defendemos el derecho a morir con dignidad y a que se respeten y atiendan los justos deseos de quienes están en trance de muerte.
Cuidamos la selección, formación y acompañamiento de los Colaboradores, teniendo en cuenta: su preparación, competencia profesional y sensibilización ante los valores y derechos de las personas.
Observamos las exigencias del secreto profesional y tratamos de que sean respetadas.
Valoramos a los Colaboradores, haciéndoles partícipes de la misión de la Orden, en función de sus capacidades y áreas de responsabilidad.
Respetamos la libertad de conciencia y exigimos respeto a la identidad de los Centros.
Nos oponemos al afán de lucro; por tanto, observamos y exigimos que se respeten las normas económicas y retributivas justas.

Valores

La Hospitalidad es nuestro valor central, que se expresa y se concreta en los cuatro valores guía:

La entendemos como la excelencia profesional en la atención integral al paciente, poniendo a su disposición los medios técnicos, humanos y espirituales que precise en cada momento.

La asumimos como una obligación con los usuarios, el medio ambiente y hacia los ideales de San Juan de Dios y de la Orden. Siendo capaces, a su vez, de aplicar la ética y una justa distribución de los recursos de los que disponemos en todas las actividades que llevamos a cabo para la adecuada sostenibilidad de los Centros.La asumimos como una obligación con los usuarios, el medio ambiente y hacia los ideales de San Juan de Dios y de la Orden. Siendo capaces, a su vez, de aplicar la ética y una justa distribución de los recursos de los que disponemos en todas las actividades que llevamos a cabo para la adecuada sostenibilidad de los Centros.

Consideramos al usuario de nuestros Centros en su dimensión humana como el centro de nuestra atención, teniendo en cuenta sus derechos y decisiones e implicando en el proceso a los familiares. Promovemos la justicia social y los derechos civiles y humanos.

Acoge como valor el ofrecimiento de atención espiritual hacia todos los usuarios, pacientes, familiares y profesionales -sea cual sea su confesionalidad- considerando sus necesidades religiosas y contribuyendo, de esta manera, a la Evangelización.